La base de la reflexología podal es que en el pie tenemos una red o mapa donde se ven reflejadas todas las partes del cuerpo (huesos, músculos, órganos y vísceras), de forma que en dichas zonas se puede ver si hay algún desequilibrio de las partes del cuerpo que allí se reflejan y se puede trabajar para que el cuerpo vuelva a su estado de equilibrio original.
 
En este curso aprenderás:
  • A localizar las estructuras anatómicas del pie y las zonas donde se ven reflejados los diferentes órganos, vísceras, huesos, músculos y distintos sistemas.
  • A realizar una evaluación desde el pie de dichas zonas reflejas y localizar puntos alterados del pie (molestias, rígidez, acumulación de líquidos,…)
  • A ejecutar el tipo de maniobra más adecuada al órgano o sistema y a la disfución que detectada.
  • A restablecer dichos órganos y sistemas a distancia.
  • emplear la reflexología podal como una técnica para aliviar las molestias con un efecto rápido en muchas ocasiones.
  • Por supuesto, aprenderás a realizar masaje en el pie para preparar y a la persona para el tratamiento que va a recibir.

Curso de corta duración y que podrás poner en práctica desde la primera clase.

¡Empezamos en febrero!

¿Quieres más información sobre el curso de Reflexología podal? Solicítala aquí

2 + 5 =